27 feb. 2008

De Entremeses y Pilosidades

Puede ser cualquier cosa, o ninguna, pero cualquiera que haya pasado por la experiencia de que "algo" (algo va encomillado para poder hacer esta aclaración entre paréntesis que "algo" es un agente o entidad ajena a uno mismo y provocar una complicidad trucha con el lector).
Como venía diciendo, cualquiera que haya pasado por la experiencia de que algo (esta vez sin las comillas truchas) le erice los pelitos de los brazos mas de dos veces, entonces entenderá de que estamos hablando.
Creo que son de las pocas cosas que entran en la categoría de adictivas sin causar efectos adversos, solo una sensación de placer y bienestar. Ojo, NO entran en esta categoría, relaciones amorosas de ninguna clase y mucho menos fantasías eróticas (la uña contra el pizarrón menos).
Si ya sé, quieren un ejemplo... pero como aclaré de entrada, puede ser cualquier cosa.
Querés un 380W tirando rebajes en la madrugada hasta que dobló justo justo delante tuyo?. Esa esta buena, puede ser, pero yo, al menos esta vez, quería escribir acerca de aquellas cosas que se pueden ritualizar, o sea repetir la cantidad de veces que se desee, con el mismo resultado.
Va receta personal entonces:
Tómese un queso crema untable de su gusto, agréguese una cantidad discreta, pequeña diría, de cebollín fresco picado muy finamente, un toque de sal, algo de pimienta negra recién molida, téngase a mano algunas tostaditas de pan lactal recién hechas, o tostys, o galletitas a su gusto.
Sentado cómodamente, con los productos recién descriptos en la bandeja al lado, o en frente, se colocan los auriculares (o en silencio absoluto y un juego de buenos parlantes) se procede a hacer sonar en los mismos All you need is love y aguardamos con el entremés en la mano hasta que el Lennon termina de cantar la primer estrofa:


Nothing you can do that can´t be done
Nothing you can sing that can´t be sung
Nothing you can say you can learn how to play the game….

Y ahí, justo justo antes que aclare:

It´s eeeeeeasy, das el bocado.

El pellejo queda así:

Y entonces seguís el resto del himno utópico por excelencia sin poder hacer más que disfrutar y disfrutar y disfrutar y disfrutar…..

Se aceptan recetas para compartir.

(Extraído del Manual del buen setentista reciclado. Recopilación de autores varios. Editorial Isla Maciel, septuagésima edición)

1 comentario:

Mich dijo...

bueníííísimo ngrshto!!!! y aparte todo el degustamiento de los productos que seleccionaste viene acompañado de la banda instrumental que viene despues del "eeeeaaasy... (pam pam pam pam pam paaaammmm)"